PROGRAMA DE AYUDAS PARA REHABILITACION INTEGRAL DE EDIFICIOS RESIDENCIALES Y VIVIENDAS

Debido a las dudas que les han surgido a nuestros comuneros relativas a los FONDOS NEXT GENERATION a continuación copiamos textualmente el artículo del MINISTRIO DE TRANSPORTES, MOVILIDAD Y AGENDA URBANA, que es la fuente general para este articulo y donde se informa claramente de todo lo relativo a este programa de ayudas con FONDOS EUROPEOS. Fuente general: Gobierno de España – Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El programa de rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales, incluido en la inversión 1 del componente 2 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), pretende impulsar la rehabilitación de edificios residenciales, viviendas y barrios. La distribución de los fondos Next Generation EU entre los beneficiarios finales se canalizará a través de las Comunidades y Ciudades Autónomas, con las que se ha llegado a un acuerdo para la distribución de los recursos en proporción al número de hogares de cada región (Fuente: encuesta continua de hogares del INE de 2020).

A través del programa se prevé alcanzar las 510.000 actuaciones de renovación de viviendas en el segundo trimestre de 2026. En total, se espera ejecutar 510.000 actuaciones de rehabilitación durante todo el periodo de aplicación del PRTR, lo que implica un ritmo medio de 71.000 viviendas al año. En 2019 se rehabilitaron algo más de 31.100 hogares y, aunque supone un 10% más que en 2018, el objetivo del Gobierno es multiplicar la actividad por diez de aquí a 2030, llegando a las 300.000 viviendas al año.

El objetivo global de las actuaciones es reducir al menos un 30% el consumo de energía no renovable en los hogares y descarbonizar y bajar la demanda de calefacción y refrigeración como mínimo un 7%. Es importante acreditar la reducción del consumo y para ello un experto tiene que expedir un certificado energético de la vivienda o del edificio antes y después de la actuación. La vía más efectiva para alcanzar los umbrales exigidos en el marco del PRTR es actuar sobre la envolvente del edificio, colocando aislamiento tanto en fachadas como en cubiertas, y sustituir las carpinterías por otras con rotura de puente térmico para evitar que el frio “se cuele” por las ventanas.

Para cumplir estos objetivos, el Gobierno ha aprobado un Real Decreto, un Real Decreto-Ley y, posteriormente, una Ley, que recogen un conjunto de medidas y programas diseñados para desarrollar la actividad y apoyar las actuaciones subvencionables con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) aprobado por Europa para paliar la crisis económica causada por la pandemia de la Covid-19. En concreto, los textos permiten implementar dos de las principales inversiones del PRTR centradas en el sector residencial y que están dotadas con 4.420 millones de euros: 3.420 millones en rehabilitación residencial (C2. I01) y 1.000 millones para construir 20.000 viviendas de alquiler social, actuación recogida en la Inversión 2 del componente 2, Programa de construcción de viviendas en alquiles social en edificios energéticamente eficientes (C2. I02). En esta página se desarrollarán las medidas encaminadas a impulsar la rehabilitación integral de viviendas y edificios residenciales.

El Real Decreto-Ley (RDL) de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria, aprobado en Consejo de Ministros a principios de octubre, refuerza la capacidad de las comunidades de propietarios para llevar a cabo obras de renovación y mejora de la eficiencia energética. El texto también articula medidas para facilitar el acceso a la financiación bancaria a los propietarios, usufructuarios y comunidades de vecinos a través de una nueva línea de avales del ICO, y favorece fiscalmente las obras y actuaciones que contribuyan a mejorar la eficiencia energética en viviendas y edificios residenciales a través de nuevos incentivos. Las deducciones fiscales aprobadas tienen un presupuesto asignado de 450 millones de euros.

El Real Decreto Ley 19/2021 se ha tramitado como proyecto de ley y finalmente se ha publicado en el BOE la Ley 10/2022, de 15 de junio, de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del PRTR que, entre otras cosas, introduce una importante mejora del tratamiento de las ayudas a la rehabilitación, ya que no se integrarán en la base imponible del IRPF cuando hayan sido concedidas a través de distintos programas de ayuda, como los financiados con los fondos NextGenerationEU.

Por su parte, el Real Decreto por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social permite aplicar un total de 3.970 millones de euros con cargo al MRR: 2.970 millones para rehabilitación residencial y 1.000 millones para la construcción de viviendas en alquiler social. En cuanto a los fondos para la rehabilitación y mejora de las viviendas, las CCAA los canalizan para lleguen a los beneficiarios finales, bien mediante la firma de acuerdos con los ayuntamientos para la concesión directa de las subvenciones, bien mediante la publicación de convocatorias en concurrencia simple dirigidas a los propietarios o usufructuarios de los inmuebles, a los arrendatarios, a las comunidades de vecinos, a empresas públicas y privadas, entes y Administraciones Públicas, entre otros. En el caso de las convocatorias, se seleccionarán los proyectos beneficiarios por riguroso orden de presentación de las solicitudes hasta el agotamiento de los fondos. Los gobiernos regionales recibirán las ayudas vía resolución de transferencias entre 2021 y 2023. La primera de ellas, por 1.151 millones de euros, se ejecutó en 2021. En el presupuesto para 2022 se establecen otros 1.389 millones y en 2023 se podrán transferir los últimos 430 millones, llegando a los 2.970 millones asignados a los programas gestionados por las Comunidades y Ciudades Autónomas. Los fondos se han repartido entre las CCAA, Ceuta y Melilla según los porcentajes recogidos en la siguiente tabla en proporción al número de hogares (Fuente: encuesta continua de hogares del INE de 2020).

Programas e incentivos: El plan de rehabilitación residencial se divide en cinco programas que abarcan actuaciones a nivel barrio, edificio y vivienda; la creación de oficinas de prestación de servicios de apoyo y asesoramiento en materia de rehabilitación, la distribución de ayudas a la elaboración del libro del edificio existente y la redacción de proyectos de rehabilitación. Asimismo, el plan contempla una serie de beneficios fiscales para incentivar las actuaciones. Para conocer más sobre cada uno de los programas y de las medidas complementarias, piche en la caja correspondiente.

Enlace de interés:

https://www.mitma.gob.es/ministerio/proyectos-singulares/prtr/vivienda-y-agenda-urbana/programa-de-ayudas-para-la-rehabilitacion-integral-de-edificios-residenciales-y-viviendas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.